Ducha, comodidad y seguridad

La crisis es el momento decisivo de una situación que nos obliga a tomar una nueva dirección o a hacer un cambio. Si una persona ha llegado a una edad en la que busca, respectivamente en su mente, pequeñas cosas que le hagan más confortable el entorno en que vive, esta en un momento de crisis en el que tiene que tomar las pequeñas decisiones que le hagan más confortable su entorno inmediato.

Nuestro entorno mas inmediato es la vivienda en la que durante años hemos vivido y donde, a partir de cierta edad, la de la jubilación, mas vamos a disfrutar de las comodidades que durante nuestra vida de trabajo nos hemos ido proporcionando.

A lo largo de nuestra vida, hemos ido ajustando nuestra vivienda a las necesidades de la familia que hemos creado, Llegado un tiempo, los habitantes de la casa, del piso, son los que llegaron a ella hace “unos cuantos años”, solamente que ahora no son tan ágiles y, como se decía en los pueblos de Castilla, se tropieza en un papel de fumar.

Pero ahora nos cuesta tomar las decisiones que conlleva adecuar la vivienda a nuestras necesidades. Tenemos y queremos hacerlo, lo impiden argumentos económicos, de indecisión por las incomodidades que producen las obras de cualquier reforma. Preferimos vivir en nuestra querida casa como la hemos tenido siempre antes que hacer cualquier reforma nos crea “un mundo”.

Hasta aquí, todos estaríamos de acuerdo. Ahora bien, hay una pieza en la casa que sí que nos pide una adecuación a la agilidad de nuestras piernas y a la seguridad de nuestro cuerpo. Esta estancia es él, o, los cuartos de baño donde tenemos las viejas bañeras que nos pueden dar algún disgusto, o por lo menos, algún susto gordo. Y para eso ya no estamos. Estamos para disfrutar de las pequeñas y grandes cosas que hemos ido ganando y mereciendo a lo largo de nuestra vida de trabajo.

duchaSINobra pretende y consigue eliminar nuestras indecisiones ante una obra en el cuarto de baño. El costo de la reforma es ajustado a nuestra capacidad económica, su factura oficial nos permite acogernos a las ayudas oficiales establecidas y el tiempo que dura la reforma es una jornada de trabajo, dejando la casa tan limpia como la encontraron al llegar con los materiales.

¿Cómo se consigue esto? La profesionalidad, la eficacia y eficiencia del equipo instalador consiguen que duchaSINobra sea recomendada por los que en un momento de crisis tomaron la decisión de hacer un cambio NECESARIO, haciendo mas confortable y segura su vivienda habitual, ¿y por que no también la segunda vivienda si la tenemos?

FacebookTwitterGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *